Impacto del hombre en los recursos naturales.

Impacto del hombre en los recursos naturales.

INTRODUCCIÓN 
Las actividades humanas como bien se saben, tratan de aprovechar al máximo los recursos naturales con los que cuenta la humanidad, sin importar si son renovables o no renovales. Desde hace mucho tiempo se explotan dichos recursos, pero no fue hasta hace poco que la humanidad en general comenzó a preocuparse por su existencia y tiempo de vida restante. Así mismo se tomaron las medidas adecuadas dependiendo de cada uno de los recursos y su clasificación; generalizando en los renovables por cierta cantidad que se emplea una mayor es recuperada por los mismos empleadores; y hablando de no renovables se establecieron límites para su utilización. Debido a todo este uso masivo de recursos se han presentado grandes consecuencias al medio ambiente, tales como la desaparición de especies por el uso directo e indirecto de los recursos naturales. También tenemos los llamados cambios climáticos derivados del uso irracional de nuestra naturaleza. 
En cuanto a las actividades humanas llevadas a cabo con recursos naturales, se puede decir que se han llevado a cabo desde mucho tiempo atrás, sin importar, al menos en el pasado, en las consecuencias que esto podría acarrear. Actividades como la construcción de hogares, la industria del alimento y del vestido aprovechan al máximo los recursos naturales que tienen a su alcance, incluyendo dentro de éstos a los bosques, el ganado y los plantíos de legumbres tanto comestibles como no comestibles. Desde que comenzó el uso de recursos naturales dentro de las actividades humanas se han ido disminuyendo las reservas de éstos, tomando como claro ejemplo el porcentaje de selvas con los que se contaba hace unos 50 años y el pequeño porcentaje con el que contamos en la actualidad, esto debido a la tala inmoderada para la comercialización de las maderas en el mercado negro, la carpintería y ebanistería, así como en la construcción de viviendas. Claro está que las actividades humanas consumen una enorme cantidad de recursos naturales ya que todas las actividades en que se pueda pensar, como el automovilismo, la urbanización, el arte e incluso actividades recreativas en centros vacacionales, emplean al menos un recurso de la naturaleza, desde simples cultivos de algodón, hasta grandes extensiones de selva, pasando claro por las reservas subterráneas de minerales y combustibles y la energía del viento y el agua. Gracias a los esfuerzos de organizaciones no gubernamentales pro-ecológicas se ha logrado desde hace unos cuantos años la concientización de la industria y el establecimiento de leyes que protegen los recursos naturales de nuestro planeta; dándoles así un margen de recuperación y protección en contra de su uso inmoderado, dicho apoyo permite una recuperación gradual de los recursos que han sido empleados años atrás. Aunque una de las mayores consecuencias de estos límites no es hacia el medio ambiente, sino hacia los consumidores; ya que al reducir la cantidad de recursos destinados a las industrias sube el costo de materias primas para los productores, por lo que se elevan todos los demás costos de producción; teniendo como desenlace final una alta en los precios que se dan al mercado, los cuales nosotros estamos obligado a pagar, al precio en que se encuentren. Tomando esto como referencia, tenemos que los “Recursos Naturales Renovables” que son aquellos que no se agotan pese a su utilización siempre y cuando se haga con los lapsos de tiempo y cumpliendo con la tarifa de recuperación establecida se deduce que presentan un menor costo de extracción y venta. Dichos recursos incluyen las maderas, animales para el consumo humano, energía eólica y mareomotriz, y cultivos de vegetales. Mientras que los “Recursos Naturales No Renovables” son los más costosos debido a que si no se mantiene un margen en su empleo se pueden agotar, ya que les toma miles e incluso millones de años el regenerarse. Un claro ejemplo de esto es la joyería, la cual es extremadamente costosa. Debido principalmente a que los recursos usados en ella, tales como: oro, plata, estaño, zinc, etc., son no renovables y que para obtenerlos se recurre a la minería la cual presenta un alto costo de inversión debido a las dificultades para la obtención de materia prima encontrada bajo la superficie terrestre y por los riegos laborales que presenta. Otro ejemplo son todos aquellos productos derivados del petróleo tales como combustibles, plásticos y ropa; los cuales presentan un aumento gradual en su costo, debido a que actualmente se cuenta con una reserva limitada del crudo usado para la manufactura de dichos derivados que son de vital importancia para la vida cotidiana de la humanidad. Todas las actividades humanas debido a la gran demanda de recursos naturales han disminuido su cantidad, y por otro lado tienen como efecto secundario la contaminación del medio ambiente. Éste último ha sido el tema central de conferencias internacionales por últimos años. Como efecto de la urbanización tenemos la excesiva acumulación de basura, la contaminación visual y auditiva, y claro la contaminación del aire por hidrocarburos presentes en los combustibles utilizados por nuestros automóviles, y por componentes químicos en aerosoles y refrigerante; lo que lleva al efecto invernadero y el grave “Calentamiento Global” que tienen como consecuencia el aumento de la temperatura global, el derretimiento de los polos y los cambios drásticos en las condiciones climáticas. Debido a esto muchos países, principalmente los desarrollados han tomado las medidas necesarias para disminuir dichos efectos buscando soluciones alternativas en el uso de combustibles y obtención de energía. Ejemplo de esto son los nuevos combustibles orgánicos obtenidos a partir de alcohol de caña y desechos orgánicos entre otros, los que no solo reducen la cantidad de basura acumulada sino que son limpios ya que no presentan productos contaminantes resultado de su utilización. Otro caso, es la obtención de energía mediante turbinas eólicas y mareomotrices, las cuales aprovechan la fuerza del viento y de las mareas respectivamente; y aunque costosas están salvando al mundo de una catástrofe, permitiéndole recuperase de años de arrojar contaminantes a la atmósfera y disminución de recursos. 
CONCLUSIÓN 
En conclusión tenemos, que las actividades humanas han reducido drásticamente la cantidad de recursos naturales con los que contamos e incluso se han extinto gran cantidad de especies tanto vegetales como animales, así como también han propiciado la contaminación del planeta, el efecto invernadero y el calentamiento global, por mencionar algunos de los 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s